Hombres armados asesinan a dos sacerdotes en el interior de la iglesia de la comunidad de Carocahui en Chihuahua.

Chihuahua, Chih. 21 junio 2022. (Al Instante).- Dos sacerdotes jesuitas y un civil fueron asesinados en el interior de la iglesia de la comunidad  Cerocahui, en el municipio de Urique y la zona del Parque Nacional Barrancas del Cobre, en la Sierra Tarahumara.

El hecho, según autoridades del gobierno de Chihuahua, se registró la tarde del lunes

Los sacerdotes fueron identificados como Javier Campos y Joaquín Mora, pertenecientes a la Compañía de Jesús, del civil no se tienen mayores datos.

Se sabe que el civil huía de sus agresores y se refugió en el templo para ponerse a salvo, sin embargo, sus agresores ingresaron al recinto religioso y le dispararon, al igual que a los sacerdotes.

Luego de perpetrar el hecho, los sicarios sustrajeron los cuerpos y se los llevaron.

Las autoridades de Chihuahua pudieron identificar como José Noel Portillo, alias, “El Checo”, a los presuntos responsables.

Este sujeto dirige una célula del grupo delictivo Gente Nueva, brazo armado y operativo del cartel de Sinaloa en esa región.

La información oficial detalla que alrededor de las 18:00 horas del lunes recibió un reporte sobre tres personas asesinadas en el poblado de Cerocahui, municipio de Urique.

En respuesta al ataque, la Secretaría de Seguridad Pública estatal y Fiscalía del estado desplegaron un operativo en Cerocahui y Urique, en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional.

La autoridad estatal calificó el asesinato de los dos sacerdotes jesuitas como “muertes circunstanciales”.

La Compañía de Jesús condenó el ataque y exigió justicia. “Con profundo dolor denunciamos el homicidio de nuestros hermanos Javier Campos Morales, SJ, y Joaquín César Mora Salazar, SJ, ocurrido ayer en el templo de Cerocahui, #Chihuahua. Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia”, escribió la congregación en su cuenta de Twitter.

De la misma manera demandaron la recuperación de los cuerpos, así como seguridad para los hermanos jesuitas y para toda la comunidad de Cerovahui.

Compartir: