Pescadores se quedan sin sustento por el bajo nivel de la Laguna de Yuriria.

El bajo nivel permite observar conchas que han quedado descubiertas. (Foto Luis Negrete).

Yuriria, Gto. 21 abril 2021. (Luis Negrete-Al Instante).- Las lanchas aguardan el momento en que puedan volver a navegar.

El bajo nivel de agua de la Laguna de Yuriria, en Guanajuato, ha limitado la actividad de pescadores y prestadores de servicios turísticos.

“De todo a todo se complicó. Después de pescadores nos dedicamos con las lanchillas a gente que nos viene a visitar, turismo, pero ahorita ¿en dónde?”, dijo José Calderón, pescador de la laguna.

De aquí salen las mojarras, carpas y charales, para la venta en el mercado o para el auto-consumo, sin embargo, en las últimas semanas, no han visto más que lodo y tierra agrietada.

La laguna se encuentra en algunas zonas completamente seca. (Foto Luis Negrete).

“No, que nivel pues si ya está seca, usted ya puede pasar ahí derecho a la isla, le dará el agua por aquí mire”, exclamó don José.

La laguna está en su nivel más bajo de los últimos 10 años.

“Bueno, según datos de CONAGUA, está a un 15 por ciento de su capacidad, de hecho según estudios se prevé que pueda disminuir a un 8 por ciento”, refirió Brayan Orozco, director de protección Civil municipal»

Por si fuera poco, se está presentando un fenómeno que pocos se explican y es que salen fumarolas de entre la tierra, en zonas que regularmente están bajo el agua y que ahora han quedado descubiertas.

“Ya tenemos más de 15 días con ese detalle que pereciera que la tierra se está quemando, no se apaga”, indicó el funcionario.

Las precipitaciones pluviales, de los últimos dos años en Guanajuato, se han quedado por debajo de la media histórica y para este 2021, el pronóstico no es muy alentador.

“En cuestiones trimestrales se han establecido precipitaciones en porcentajes menores a lo que se ha presentado en años previos que varían desde el 10 por ciento hasta el 36 por ciento”, señaló la hidróloga de SAPAL, María Lina Fuentes.

A pesar de todo, quienes dependen de las bondades de este vaso de captación, tienen la esperanza de que la naturaleza les regresará el sustento, que por décadas, los ha mantenido arraigados en esta localidad.

Compartir: