FGR confirma que 7 millones de balas fueron robadas en Guanajuato durante traslado a EU.

Ciudad de México. 10 junio 2021. (Al Instante).- La Fiscalía General de la República (FGR) inició, con carácter de “Extra urgente y prioritario”, una carpeta de investigación en torno a robo de más de 7 millones de cartuchos útiles para armas de fuego, que fueron robados por un comando armado en San Luis de la Paz, Guanajuato.

Se trata de un embarque integrado por 7 millones 114 mil 500 municiones útiles.

El material robado comprende municiones de 14 calibres diferentes, casi todas para armas cortas, destacando 87 mil piezas calibre 7.62 x 51 milímetros, usado para abastecer armas largas como las carabinas AR-15 o los fusiles automáticos M-16. También pueden usarse en fusiles FAL.

Los cartuchos salieron de la empresa Industria Tecnos, en Cuernavaca Morelos y se dirigían a Estados Unidos.

Las unidades que los transportaban eran custodiadas por seguridad privada contratada por la empresa.

Al pasar por el municipio de San Luis de la Paz, la empresa perdió contacto con el GPS de las unidades.

La FGR señala que el material robado está integrado por:

2 millones 352 mil cartuchos calibre .22 LR alta velocidad

1 millón 570 mil cartuchos calibre .22 LR alta velocidad

1 millón 230 mil cartuchos calibre .22 LR alta velocidad PH

590 mil cartuchos calibre .22 LR alta velocidad

360 mil cartuchos calibre .22 LR alta velocidad

295 mil cartuchos calibre .40 S&W

215 mil cartuchos calibre .22 LR súper colibrí

117 mil cartuchos calibre .45 automático

100 mil cartuchos calibre .38 especial encamisado

99 mil cartuchos calibre .410 alta velocidad M.71/2

87 mil cartuchos calibre 7.62 x 51 mm 150 GN

71 mil 500 cartuchos calibre .12 minishell posta

25 mil cartuchos calibre .38 súper auto +P

3 mil cartuchos calibre .12 minishell sluhg

La fiscalía detalla que las balas eran transportadas en dos unidades, que posteriormente fueron localizadas sin carga en un paraje entre San Luis de la Paz y Cabaña del Rey.

Al respecto, la Secretaría de la Defensa Nacional aclaró que las balas no eran de su propiedad; al igual que lo hizo la Guardia Nacional.

Compartir: