Falta de lluvias pone en riesgo una derrama de 4 mil millones de pesos en campo de Guanajuato.

Salamanca, Gto. 24 mayo 2021. (Al Instante).- El agua de lluvia en tierras de cultivo de Guanajuato ha sido escasa en los últimos tres años.

La situación ya se convirtió en una crisis para los productores agrícolas de Guanajuato, quienes dependen de una buena temporada para no perder la inversión que han destinado para el ciclo de riego primavera-verano.

“Desgraciadamente esta año venimos arrastrando, desde el año antepasado poca lluvia, la poca afluencia  y en este año se acumula un poquito”, señaló Agustín Robles, presidente del Distrito de Riego 012.

La falta de lluvias mantiene bajo el nivel de las presas, principalmente la Allende, en San Miguel y la Laguna de Yuriria, las cuales apenas llegan al 15 por ciento de su capacidad.

Por la falta de líquido, campesinos del distrito de riego 011, que abarca 17 municipios de Guanajuato, se vieron en la necesidad de suspender el ciclo de riego otoño-invierno, para fijar sus esperanzas en el primavera verano.

“Pues ojalá que llueva, dicen que va a estar peor pero ojalá y llueva…tenemos familia que mantener y tenemos que echarle ganas”, puntualizó Jesús Origel, campesino de Yuriria.

Cerca de 123 mil productores de este distrito ya invirtieron alrededor de 2 mil 500 millones de pesos en 130 mil hectáreas.

“Un promedio de 25, 26 mil pesos por hectárea desde que se barbecha…en ocasiones se niega y no hay nada de cosecha”, refirió Benjamín Aguilera, campesino de Yuriria.

Ellos necesitan 4 riegos para producir maíz, de los cuales sólo tienen garantizados 2.

“Le estamos apostando a las lluvias, estamos pidiendo a nuestro padre todo poderoso que no se olvide de nosotros ya que estamos en una situación muy crítica”, sostuvo Agustín Robles, presidente del Distrito de Riego 012.

Con el dinero invertido y la falta de lluvias está en riesgo una derrama económica de 4 mil millones de pesos.

En esta zona del país se produce frijol, garbanzo, cebada, sorgo, maíz, trigo, brócoli, coliflor, cebolla y alfalfa, principalmente.

Compartir: