Rubens Sambueza quiere ser un referente del León.

 

El nuevo refuerzo ya entrenó con sus compañeros. (Foto especial).

León, Gto. 21 diciembre 2018, (Luis Negrete-Al Instante).- Rubens Sambueza llegó a la casa que lo vio sufrir como jugador rival y ahora tratará de aprovechar esas ventajas para regresar al León a ser un equipo protagonista, que califique a la liguilla y que dispute campeonatos.

“Tenía esa inquietud, ese reto personal de llegar acá, de hacer grandes cosas, que los equipos que vengan a león sufran como yo sufrí cuando me tocaba estar en otro club”, dijo el refuerzo.

Rubens llega ilusionado, agradecido con la directiva y con la afición con la que hizo el compromiso de ser un jugador líder en el equipo.

“Yo vengo a aportar mi granito de arena hacia este grupo nuevo, realmente sí me gustaría ser un referente pero no hay que demostrarlo de boca para afuera o en esta sala, simplemente demostrando siempre en el campo de juego, me gustaría que la afición siempre apoye al grupo, me apoye a mí”, señaló el argentino.

Para él la situación que enfrenta el León, el cual se ha quedado con las ganas de calificar en los últimos torneos, son retos que le gusta enfrentar.

“Sí me gusta ese tipo de presiones, sí me gusta compartirles con los compañeros porque uno no puede solo cargarse al equipo al hombro porque este es un buen conjunto, pero creo que con las ganas que vengo, con el entusiasmo podemos hacer buenas cosas entre todos”, indicó.

Después de haber intentado cosas importantes en Toluca lamentó que no se haya podido conseguir el objetivo con el cuadro choricero.

“Sentía que mi ciclo en el club Toluca había terminado, que había hecho los mejor posible de mi parte para que se consiguiera el objetivo, no se pudo, lamentablemente con todo ese grupo no pudimos conseguir cosas importantes y quería buscar nuevos retos en mi carrera futbolística”, refirió.

Además asegura que ha madurado y que su indisciplina dentro del terreno de juego es algo que ha tratado de revertir.

“Sí el tema por ahí de hablar menos con los árbitros, de hablar lo justo y necesario, siempre con respeto, como lo he hecho en los últimos tiempos; sí obviamente amarillas puedo llegar a tener porque no soy un jugador que sepa marcar bien como un jugador defensivo lo sabe hacer y espero que los árbitros también me tengan paciencia”, sostuvo.

Finalmente refirió que para él hubiera sido un honor compartir la cancha con Mauro Boselli, de quien se dice se encuentra en problemas extra cancha con la directiva y probablemente salga pronto del equipo.

“Sí, es que realmente todavía no se bien la situación de Mauro, yo sé que él tiene contrato; él es el último goleador o uno de los goleadores del futbol mexicano en los últimos años, así que me hubiese gustado o me gustaría estar con él al ataque pero sería una falta de respeto hablar de un tema extra futbolístico entre él y el club así es que no me puedo meter”, destacó.

Rubens llega por dos años con la opción de mantenerse en el cuadro del Bajío si las cosas salen bien.