La refinería de Salamanca sigue sin presencia extraordinaria de elementos del ejército.

La vigilancia en los accesos sigue a cargo de personal de PEMEX. (Foto LN).

Salamanca, Gto. 02 enero 2019. (Luis Negrete-Al Instante).- La seguridad dentro y fuera de las instalaciones de la refinería Ingeniero Antonio M Amor, en Salamanca, Guanajuato se sigue brindando de forma normal.

Hasta ahora no hay presencia extraordinaria de elementos del ejército mexicano custodiando entradas y salidas de la planta.

“Pues lo normal, nada más, los elementos que andan en las calles nada más, pero en la refinería no”, dijo José Guadalupe López, habitante de Salamanca.

“No, no he visto algo anormal aquí a las afueras de la refinería”, refirió Antonio Gil, habitante de este municipio.

Al hacer un recorrido por el perímetro del sitio se pudo observar que en las diferentes puertas, la seguridad corre a cargo del mismo personal de Petróleos Mexicanos.

Personal de la paraestatal informó a este medio de comunicación que la llegada de elementos de las fuerzas castrenses se estaría dando de forma paulatina y que en estos momentos sólo se encuentran los ya destacamentados de forma permanente.

Vecinos del lugar no han visto nada distinto, en materia de seguridad, en los últimos días.

“Digamos, yo aquí trabajo cerca y las últimas dos semanas no se ha visto ningún movimiento extraño, varias personas que trabajan en la refinería llegan a mi lugar de trabajo y nadie nos ha comentado nada”, aseguró María Trinidad Sánchez, habitante de Salamanca.

Para ellos, la posible llegada de refuerzos del ejército para combatir el robo de hidrocarburo, tal como lo anunció el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, sería muy benéfico para regresar la paz al municipio.

“Y a veces te dan una visión de las cosas y a veces es ora la realidad, pero ojalá que sí, que sí sea para bien si llega a estar ahí el ejército”, expresó Juan Carlos Botello, habitante de Salamanca.

La llegada de más elementos del ejército se podría dar una vez que queden definidos los nuevos  mandos dentro de las instalaciones de la refinería.