Comienza el desabasto en centros de distribución de alimentos en Guanajuato.

 

Se ha registrado desabasto y aumento de precios en productos de la canasta básica. (Foto especial).

León, Gto. 10 enero 2018. (Luis Negrete-Al Instante).- La falta de combustible en Guanajuato y estados vecinos ha propiciado desabasto de productos de la canasta básica en centros de distribución.

“Hay un desabasto porque la mercancía no puede llegar hasta nuestras bodegas por lo mismo de que la gasolina no hay para abastecer a las personas que son nuestros proveedores”, dijo Griselda Mena, subsecretaria del consejo de la Central de Abastos de León.

“Bueno, se ha notado las escasez de productos porque no llega el producto a tiempo aquí a nuestros comercios y eso repercute en un aumento en los costos”, refirió Leonardo Lara, comerciante de la Central de Abastos.

En la Central de Abastos de León, la falta de productos se ha dado principalmente en perecederos.

“Las entregas han sido a destiempo, en lugar de tener un producto un día, lo tenemos al segundo o al tercer día, entonces sí hemos tenido desabasto de producto”, aseguró Raúl Durán, comerciante del lugar.

Otro efecto que se ha resentido desde que inició el desabasto de gasolinas es el aumento de precios.

“Los costos de los productos han subido demasiado, cuando un kilo de cebolla te costaba seis pesos ahorita anda en 31, el serrano está en 90 pesos, su precio más alto eran los 25 pesos”, indicó Dulce María torres, comerciante.

Por si fuera poco los clientes están más preocupados en conseguir gasolina que en continuar con la actividad económica.

“El primer problema que tenemos con la clientela es que muchos no tienen el combustible, la gasolina para llegar a este centro de abasto lo cual está repercutiendo en las bajas ventas”, enfatizó Leonardo Lara.

La afluencia de consumidores en este lugar se redujo en 60 por ciento desde que inició la crisis de los combustibles.

Comerciantes de la Central de Abastos esperan que esto sea pasajero porque de aquí dependen cientos de trabajadores y son una de las mayores fuentes económicas de la ciudad.